Mi apellido ha estado ligado al impulso de esta zona desde siempre. Por eso llevo a Punta del Este en el alma, así se lo he transmitido a mis hijos, tal como lo hicieron mis padres conmigo. Todo empezó a principios de siglo pasado, con mi abuelo Pascual, de origen libanés, todo un pionero. Carpintero de oficio, emprendedor de corazón, comenzó su vínculo interminable con Punta del Este gracias a todo tipo de negocios que fueron desde la hotelería y la importación de la reconocida marca de vehículos Ford, hasta diferentes proyectos de urbanización como Pine Beach, California Park, Médanos de San Rafael, el Parque del Golf, entre otros.

Mi padre Eduardo “Bocha” siguió ese impulso y se aventuró en el negocio inmobiliario convirtiendo a la Inmobiliaria Gattás en un referente indiscutido, quien también supo militar por el Partido Colorado apoyando a Batlle y siendo candidato a intendente. Mi madre, la gran “Mecha” Gattás, fue una figura inigualable en el arte de hacer sentir bienvenido al mundo entero. Hoy, quiero continuar el camino que ellos iniciaron, junto al diputado Eduardo Elinger y el ministro de turismo Germán Cardoso, potenciándolo desde mi aporte en la alcaldía de Punta del Este.

Visitá nuestro centro de ideas

enterate de todo y más:

Abrir chat